Comienza una nueva temporada, una nueva liga y se renuevan las intenciones, se renuevan las ilusiones.

Plato fuerte en Abanca Riazor, el campeón de liga y de la Champions league, visita el feudo herculino para poner a prueba el nuevo proyecto deportivista. Quizá es el peor momento para recibir a la más fea de la fiesta, pero nos toca bailar. Esperemos que el Depor esté dispuesto a bailar y a marcar el compás del tempo, porque el meneo que nos metió la temporada pasada, ha dolido mucho a la afición deportivista, que no fallará a la cita. Veintidós mil abonados que con el paso de los días se irán sumando más adeptos a la familia deportivista.

Ellos nunca fallan, son los que renuevan año tras año por no decir de por vida, aficionados que dejarán su garganta, sus palmas para animar a su amado equipo, David (Depor) ya ha tumbado a muchos Goliat. ¡Porque no este domingo 20 a las 22:15 h!