El Deportivo Liceo se vengó de la Supercopa

FICHA TÉCNICA

REUS DEPORTIU: Càndid Ballart, Romà Bancells, Marc Julià, Àlex Rodríguez, Raúl Marín (cinco inicial), Pablo Nájera, Joan Salvat y Felipe Castro.

DEPORTIVO LICEO: Carles Grau, César Carballeira, Franco Platero, Dava Torres, Roberto Di Benedetto (cinco inicial), Jordi Adroher, Marc Grau, Maxi Oruste y Fabri Ciocale.

GOLES: 0-1 (Jordi Adroher, min. 15). 0-2 (César Carballeira, min. 27). 0-3 (Jordi Adroher, min. 33). 1-3 (Àlex Rodríguez, min. 45).

ÁRBITROS: Ribo Navarro y Calonge Barrio. Sin tarjetas azules.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 14 de la OK Liga 20/21. Palau d’Esports de Reus, puerta cerrada.

Llegó la revancha de la SuperCopa y el triunfo se fue para el casillero del Deportivo Liceo ante el Reus (1-3) lo que permite que los de Juan Copa permanezcan una jornada más en el liderato de la OK Liga. La prueba, de alta dificultad, fue superada con un rendimiento aún más alto.

La igualdad de potencial entre ambos equipos, al contrario que lo ocurrido en la Supercopa, dejó un inicio de idas y venidas y sin un claro dominador. Aún así, el devenir de los hechos fue cayendo hacia el lado del Deportivo Liceo. Tanto que el encargado de inaugurar el marcador fue el equipo de Juan Copa, gracias al excelente Jordi Adroher.

A punto estuvo el propio catalán de sumar el 0-2 poco después, pero Càndid Ballart detuvo su intento. Le replicó Carles Grau, que neutralizó dos ocasiones importantes del Reus para llegar al descanso con la solidez defensiva característica del Liceo. Un partido positivo tanto en resultado como en sensaciones.

Solidez y control

El regreso a la pista del Palau d’Esports trajo aún más buenas noticias. Llegó el 0-2 y lo hizo desde el stick de César Carballeira, que abrió distancias en el mejor momento posible. Jordi García, técnico del Reus, utilizó rápidamente un tiempo muerto para reorganizar a su equipo. Potencial para empatar, o incluso para remontar, no le faltaba. Aún así, sus tres hombres más peligrosos (Julià, Rodríguez y Marín) no habían aparecido tanto como en la Supercopa.

De hecho, el 1-2 estuvo a punto de llegar una vez terminado el tiempo muerto. Un Carles Grau inmenso mantuvo el resultado, y el de siempre apareció para aumentarlo. El de siempre se llama Jordi. Se apellida Adroher. 0-3 a falta de 17 minutos para el final en una de las pistas más complicadas de la OK Liga. Él mismo rozó el 0-4 en una falta directa, pero Ballart paró su definición.

Sí recortó distancias el Reus gracias a Àlex Rodríguez. Quedaban todavía cinco minutos, pero no fue suficiente para que Jordi García y los suyos nivelaran el marcador.

Este importantísimo triunfo del Liceo precederá a su regreso al Palacio de los Deportes de Riazor. Será en otra gran prueba ante el Lleida.

Please follow and like us:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
Instagram
WhatsApp