Sin prisa pero sin pausa. Así se está desarrollando el verano del Deportivo. Pese a que el mercado se encuentra bastante parado, el proyecto del equipo de Pepe Mel empieza a coger forma. El nuevo acuerdo con ABANCA, cerrando un crédito de 45 millones de euros a devolver en 15 años, permite al conjunto gallego aumentar su tope salarial y solventar sus deudas con Hacienda.

Ese acuerdo abre un nuevo panorama. Hasta el momento, el equipo presidido por Tino Fernández estaba trabajando con un tope salarial muy bajo, de 24 millones de euros. Esto obligaba al equipo a buscar grandes oportunidades del mercado y hacía mucho más difícil aumentar la calidad de la plantilla. Pero ya no será así. Gracias a los últimos acontecimientos, el club aumentará su tope hasta cerca de los 39 millones de euros. Muchos jugadores que hasta hace una semana eran inalcanzables para el conjunto blanquiazul, ya no lo son.

Hasta el momento se han realizado dos incorporaciones. Se hizo oficial la incorporación de Guilherme, procedente de Udinese a cambio de 5 millones y un contrato de 4 años, y la cesión del Fede Valverde, del Real Madrid Castilla. Por otra parte, Germán Lux se marchó a River tras finalizar su contrato, y Pablo Insua, traspasado por cerca de 4 millones al Schalke 04. Otros jugadores como Sidnei, con ofertas desde China e Inglaterra, o Emre, que suena para Valencia y Sevilla, también podrían abandonar el club este verano.

La marcha de Germán Lux deja un vacío en la portería. El cancerbero argentino, pese a que fue cuestionado en ciertos momentos, tuvo protagonismo en las últimas temporadas, desempeñando en muchos momentos el rol de primer portero. El club tiene ciertas dudas con Tyton, por el que se están escuchando ofertas, y cuenta con Rubén, que peleará por la titularidad. Por lo tanto, el club blanquiazul busca un portero titular. David Soria, del Sevilla, parecía el más cercano, pero la llegada de Berizzo le está cerrando la puerta. Otro que sonó, Sirigu, firmó por el Torino, y Ochoa parece que se aleja. El que más papeletas tiene es Davy Roef, que puede volver al club, está vez como fichaje.

En defensa, tras la salida de Insua, el club cuenta con Sidnei, Arribas, Albentosa y Róber. Por el brasileño existen ofertas y tiene todas las papeletas para salir. En su lugar parecía que vendría el defensa argentino Barboza, de River Plate, pero al final las negociaciones entre Deportivo y el club argentino, se han roto por las altas pretensiones de su presidente. El club sondea varios centrales, tanto comunitarios como extracomunitarios. La salida de Insua abre las puertas del primer equipo a Róber, que estaba negociando su cesión al Levante. En el equipo Valenciano aún pretenden cerrar la operación. Gustavo Gómez, del Milán, o Diego González, del Sevilla Atlético, también sonaron para el club.

En el lateral Juanfran Moreno parecía que abandonaría el club rumbo a Turquía pero en los últimos días esto rumor ha ido perdiendo fuerza. El recambio parece que sería Joseba Zaldúa, cedido por la Real Sociedad. Cuenta con otra oferta en firme del Leganés. En el lateral izquierdo, Navarro y Luisinho, continúan en el club.

Para el centro del campo se han cerrado dos llegadas: Valverde y Guilherme, que sumados a los Mosquera, Borges y Bergantiños, completa la plantilla en esa parcela. Juan Domínguez abandonará el club y se habla de una posible rescisión de contrato. Mientras, Emre, que suena para Sevilla y Valencia, avisó en medios turcos que su agente, Ahmet Bulut, está negociando su salida y que puede haber sorpresas. De momento solo sonó Moi Gómez como posible sustituto.

En las bandas, Fede Cartabia llega tras su cesión al Braga y se cuenta con Bruno. Barral está negociando la vuelta de Carles Gil, donde el Betis estaba cerca de cerrar su fichaje. El nuevo panorama permite al Deportivo igual la oferta. El Aston Villa pide 3 millones por el jugador. Otros jugadores, como Ivi López del Sevilla Atlético, o Ola John, que gusta a Pepe Mel, también podrían estar cerca del club. Esta parecela del campo es la que más rumores tiene, sonando jugadores como Amrabat, Álvaro García, Borja Lasso, Matheus Pereira, Ismael Díaz, Bebé o Diego Capel.

Finalmente, en la delantera, Florín Andone continuará vistiendo la zamarra blanquiazul. Solo saldrá por la claúsula y él está contento en A Coruña. Suena con fuerza desde el principio del mercado la vuelta de Lucas Pérez. El alto coste de su traspaso, valorado en 12 millones, y su alta ficha, de 2.5 millones, hacen casi imposible su incorporación. Luciano Vietto, Adrían o Peñaranda son otras opciones, aunque todas parecen lejanas de cerrarse. Otro que sonó es Mariano, recientemente fichado por el Lyon.

Queda mucho mercado por delante y el club gallego está obligado a acertar. En palabras de Tino hacia Barral: “Cuanto más dinero, más responsabilidad y más exigencia”. Es el momento de crecer. Esperemos que este sea, por fin, un año tranquilo en primera división.